Riso in Italy, dal cabaret alla TV

El humor en Italia, del cabaret a la televisión

Tras la gloriosa epopeya del cafè-chantant y de las variedades que marcaron las primeras décadas del siglo XX, a partir de los años 50 la canción humorística se traslada al teatro –con la revista– y a pequeños clubs en los que se respira un ambiente de ensoñación y dejadez similar al de los cabarets parisinos. Entre el existencialismo, el humor negro y la crítica social arranca la gran época del cabaret, con Milán como centro neurálgico y un repertorio basado en figuras como Dario Fo, Paolo Poli, I Gufi o Enzo Jannacci en simbiosis con el prolífico ambiente de la nueva canción de autor, en dialecto y de la “mala vida”, del que forman parte Ornella Vanoni, Milly y Giorgio Strehler, entre otros. La impronta milanesa seguirá siendo central en los años 70, cuando el cabaret se muda a la televisión, con experiencias aisladas (Pippo Franco, Franco Nebbia, Roberto Benigni) que se vieron favorecidas por algunos programas de entretenimiento de la RAI. Esta recopilación propone una panorámica de la carcajada a la italiana que va desde 1959, año en que un desconocido Alberto Arbasino escribe canciones para Laura Betti, hasta 2015, cuando Checco Zalone retoma en clave humorística un viejo éxito de Celentano en la película más taquillera de la historia italiana (Quo vado). Entre uno y otro también hay espacio para el primer rock cómico del Molleggiato (Ringo) y el más reciente de Elio (Cara ti amo).