CANZONE ITALIANA 1950-2000>

CANZONE ITALIANA 1950-2000>

En la segunda mitad del siglo XX la canción italiana se hace adulta. La transición italiana produce canciones de puro entretenimiento, dando continuidad a los años entre las dos guerras, entre los años cincuenta y sesenta se produce una expresión individual que pretende ser algo más profundo que una simple evasión o consolación. Animada por las novedades extranjeras – la chanson, el rock ’n’ roll, el jazz – y por las incisiones de 45 y 33 vueltas, una nueva generación de autores e intérpretes se alejan de la tradición melódica y encaminan un profundo proceso de renovación. Los años sesenta de cantautores, de beat y de pop progresivo producen cover y creaciones originales que atraen lo mejor de la música internacional a Sanremo. Paralelamente nace el movimiento del folk revival, también sobre una base compartida globalmente y capad de desenterrar aquella pasión civil que en los años del fascismo se mantuvo silenciada. Los años sesenta trascurren hacia una politización de la música (rock y canciones de autor prevalentemente), que produce una desconexión con el filón nacional-popular. Con los años ochenta y la aparición del Compac Disc la discografía nacional vive su periodo más florido, a la que corresponde una fragmentación en géneros y subgéneros, algunos de los cuales ( ej. El baile) tiene una acogida de éxito en los mercados extranjeros. En los últimos veinte años se arraigan los estilos globales como el rap y el reggae, que el panorama independiente asimila de forma original ( ej. Recuperando el dialecto). Pero sobretodo es la adquisición de una mentalidad “pop” sin fronteras lo que caracteriza buena parte de la producción, allí donde elementos de italianidad sobreviven en nichos a veces percibidos como conservadores y otras veces como “resistentes” a la homologación.

Scelte dalla redazione