cantastorie

Iban de pueblo en pueblo narrando los hechos de crónica y las proezas de héroes populares, sirviéndose de una guitarra y de hojas ilustradas que capturaban la mirada de los espectadores en una época pre-televisiva. Los cantahistorias, a pesar de ser marginados por la modernidad, no han desaparecido completamente y muchos de ellos, especialmente en Sicilia, pero también en otras regiones del Sur promueven una tradición de poesía civil dialectal que el folk revival y la crónica política han devuelto a la actualidad.