Rimmel

Francesco De Gregori, 1975

Es la canción que en 1975 brinda a De Gregori el gran éxito de público que hasta ese momento tardaba en llegar, tres años después de su debut discográfico. Se trata de la historia de un amor que termina y De Gregori la cuenta hilvanando algunas imágenes de la misma que vuelven a la memoria, aparentemente desligadas pero que en conjunto consiguen transmitir con gran eficacia esa sensación de desconcierto e incredulidad que entra al constatar, de la noche a la mañana, que la persona que estaba a tu lado todos los días ya no lo estará nunca más, cuando “borro tu nombre de mi fachada”. En la partitura, la forma de cantarla y la elección de los instrumentos para los arreglos De Gregori delata su gran admiración hacia Bob Dylan, con esa combinación de piano y órgano Hammond que enmarca Rimmel de por sí en el ámbito del artista. Por otro lado, la acertada elección de usar un contrabajo en lugar de un bajo eléctrico confiere a toda la canción una elegante ligereza que, con la alternancia de discurso directo e indirecto del texto, parece casi esbozar un guion para un hipotético vídeo. Rimmel lleva también al éxito el álbum homónimo que la contiene, realizado por De Gregori a escondidas, enmascarando las sesiones de grabación reales como si fueran de prueba a fin de hacerse con el control total de la situación. A lo largo de los años será reinterpretada por el mismo De Gregori en numerosas y diferentes versiones, si bien ninguna de ellas se podrá comparar con esa lograda progresión armónica de piano y contrabajo del principio.

Rimmel
Información adicional
Información adicional
Anno 1975
Artista Francesco De Gregori
Album Rimmel
Casa discografica RCA Records Label