Nessuno mi può giudicare

NESSUNO MI PUO’ GIUDICARE (Pace-Panzeri-Beretta-Del Prete) - Caterina Caselli – 1966

Debería haberla cantado Celentano en el escenario del Festival de San Remo en 1966, pero al final el conocido como Molleggiato eligió Il ragazzo della via Gluck, para suerte de una joven cantante de Sassuolo que se presentó abrazando un bajo Fender rosa, con el pelo rubio y un corte tipo casco (de ahí el imborrable apodo de “Casco de Oro”) realizado por los hermanos Vergottini, peluqueros de moda en Milán. Caterina Caselli se convertiría enseguida en la chica beat por excelencia; aquel título cantado con rabia encarnaba a la perfección la naciente contraposición entre padres e hijos en aquellos tiempos de mediados de los 60. Gene Pitney, su compañero ideal, también interpreta la canción en el festival y al cabo de poco tiempo esta se convierte en una exitosa película (con el mismo título y dirigida por Ettore Fizzarotti). Sobrevive a sí misma refutando las acusaciones de plagio por su semejanza con los compases iniciales del clásico napolitano Fenesta ca lucive. Pitney la graba en francés, inglés y alemán, Caselli en español (Ninguno me puede juzgar). En 2000 pasa a ser el himno del Orgullo Gay y por último en 2011 vuelve a dar nombre a una película, dirigida por Massimiliano Bruno.

Nessuno mi può giudicare
Información adicional
Información adicional
Anno 1966
Artista Caterina Caselli
Album Qualcuno mi può giudicare
Casa discografica Sugar Music